Cómo aprender japonés de forma autodidacta

Si recién estás empezando en el camino del aprendizaje del idioma japonés, y no quieres (o no puedes) ir a clases, te cuento aquí cómo puedes hacer para aprender japonés de forma autodidacta.

Te voy a dar algunos pasos a seguir y consejos, basándome en mi propia experiencia y en cosas que me han comentado otras personas.

Mi experiencia con el japonés

Empecé estudiando de forma autodidacta con revistas (específicamente, la revista española Dokan, que era sobre anime y manga). Luego tuve la oportunidad de cursar 3 años en el Centro Nikkei Argentino, pero al comenzar la universidad tuve que dejar. Finalmente, al terminar la universidad, decidí seguir estudiando por mi cuenta. Aunque tener un profesor o guía siempre es bueno y recomendable, hay muchísimas cosas que puedes aprender por tu cuenta y mejorar, así que ¡ganbatte!

Consejo N1: Aprende los kana

Los kana son lo que llamaríamos el “alfabeto” japonés, y se compone por el hiragana y el katakana. Ahora bien, leer romaji (alfabeto occidental) es súper cómodo, pero te puedes volver muy dependiente. Así que lo mejor es que practiques leer solo con hiragana y katakana. Está bien que uses un poco de romaji al principio, pero cuanto menos, mejor. Úsalo solo hasta que te aprendas un poco los caracteres japoneses. Luego, evítalos.

Consejo N2: Aprende la gramática

Suena obvio, ¿no? Pero a lo que me refiero es que, por más que al principio aprendas un par de frases (y está bien para empezar), es súper importante que de a poco vayas metiéndote en la gramática, y que vayas internalizando el uso de las partículas, cómo se forman las conjugaciones y los distintos niveles de formalidad que existen.

  • Aprender las partículas te ayudará a encontrarle el objetivo a las palabras, pues las principales, por ejemplo, suelen indicar el sujeto, el tema, el objeto directo, ubicación y cosas similares. Es normal que al principio te confundas con algunas, ¡no te desesperes por eso! Sigue estudiando, leyendo y practicando.
  • Aprender los distintos niveles de formalidad te ayudará a comprender mejor cómo funciona la lengua japonesa, y conocerás más sobre la cultura y forma de pensar de los japoneses. Con el tiempo, todo tendrá sentido. Hay diferencias sutiles que en español no existen, pero si lo lees o escuchas en japonés, lo sabrás.
  • Finalmente, las conjugaciones son súper importantes y, en el japonés, no son solo cosa de los verbos. Los adjetivos también se conjugan. Las conjugaciones más comunes son presente, pasado, positivo y negativo, y todo eso en formal (forma masu) o forma simple (de diccionario, llamada así obviamente porque con esa conjugación aparecen los verbos en el diccionario).

Consejo N3: Incorpora todo el vocabulario que puedas

Para mí esto es muy importante, porque siempre es algo que dejo para el final, y lo cierto es que no puedes aprenderte mil palabras en unos días. Lo mejor es ir de a poco, y siempre que puedas aprender una palabra nueva, hazlo. Y cuando puedas usarla, úsala.

Para aprender vocabulario puedes leer, en internet hay un montón de páginas y recursos. Muchas veces intenté aprender vocabulario con una aplicación del celular (varias), pero la verdad es que lo mejor que puedes hacer es aprender vocabulario en contexto. De esta forma, te quedará más grabado en tu mente. Si aprendes una palabra de forma aislada, tu cerebro no la registrará de la misma forma que si la aprendes en contexto. Es como si la palabra sola no tuviera de donde sujetarse para quedarse en tu cabeza, y se pierde entre tanta cosa que tenemos ahí.

Consejo N4: Aprende kanji

Incorpora los kanji desde el comienzo. ¡No les tengas miedo! Saber kanji es súper útil para leer textos, realmente facilita la lectura. Hace que sea más fácil separar las palabras y, además, ayuda a distinguir palabras que se escriben igual. Te doy dos ejemplos para que veas esto de forma más gráfica (ver para creer, ¿no?):

Ejemplo N1: los kanji separan las palabras

そのあかいくるまはわたしのともだちです。

(sono akai kuruma wa watashi no tomodachi desu)

その赤い車は私の友達です。

Ambas oraciones dicen lo mismo. La única diferencia es que una está escrita toda en hiragana y la otra tiene kanji. Y, ya que estamos, desglosemos esta oración:

  • その ese, esa; se usa con un sustantivo (“ese auto” y no “ese está ahí”, para el segundo “ese” usaríamos それ; puedes aprender más sobre esto aquí)
  • (あか)い rojo
  • (くるま) auto, coche
  • は partícula de tema; indica el tema de la oración
  • (わたし) yo (cuando es obvio, el pronombre personal en el japonés se omite)
  • の de (posesivo)
  • 友達(ともだち) amigo/a
  • です verbo ser, estar; cópula

¿Ya sabes lo que significa esta oración?

Ese coche rojo es de mi amigo”.

Ejemplo N2: los kanji ayudan a identificar el correcto significado de una palabra

くも (kumo) puede significar nube o araña. Si lo escribes en kanji sería así:

  • 蜘蛛 araña
  • 雲 nube

Consejo N5: Escucha audios en japonés real

Si tu objetivo es hablar con japoneses, o entender anime en japonés, practicar la comprensión auditiva es muy importante. Y también, puedes escuchar y repetir las palabras para mejorar tu entonación.

Si te gustar ver anime, y puedes verlo en japonés, presta siempre atención a lo que dicen y cómo lo dicen. A medida que vayas avanzando en tu estudio, reconocerás más y más palabras. Aún así, o si no te gusta ver anime o doramas (dramas japoneses), te recomiendo escuchar podcast. Hay un montón que son buenísimos, y hay para todos los niveles.

Recursos

Ahora bien, todo lo que te comenté puede que te resulte obvio, pero a veces es necesario que te lo digan. Y voy a insistir con estos puntos: evita el romaji y no le tengas miedo a los kanji.

Para aprender japonés por tu cuenta, de forma ordenada, te recomiendo que uses un libro. De esta manera tendrás una guía.

Algunos libros para nivel inicial que se suelen recomendar son:

  • Genki
  • Sou Matome

Lamentablemente, ambos libros están en inglés.

En español, conozco estos dos libros, pero no me resultaron muy buenos, al menos a mí:

  • Minna no nihongo
  • Japonés para hispanohablantes

Usé ambos libros para repasar japonés antes de empezar a preparar el examen de N4, pero no terminé de usar ninguno (el primero hice un 90% y el segundo un 50% aproximadamente) porque no me resultaban para mi forma de estudiar, y sobre todo, sin tener quién me corrija si cometía errores lo hacía aún más difícil.

En el mercado hay muchos más libros en español, que no suelen ser fáciles de conseguir, pero desconozco qué tal son.

Por otro lado, me gustaría recomendarte los libros digitales de Clay y Yumi Boutwell. Ellos tienen un montón de libros para aprendizaje de japonés (con muchas temáticas variadas). La mayoría, por supuesto, están en inglés, pero puedes encontrar todos los que están ya traducidos al español en esta página. A mí personalmente, me encantaron sus libros y todo su material desde el primer momento en que los vi: complementan muy bien la escritura con audios de todo el material en japonés, grabado por una japonesa. Actualmente, los que están disponibles en español son:

Todos sus e-books (y también otros materiales gratuitos de sus páginas) están traducidos y disponibles en la página de Conociendo Japón bajo el consentimiento del autor, para que todos los hispanohablantes puedan acceder también al material. Si sabes inglés, te invito a que pases por sus páginas:

  • www.thejapanesepage.com (página gratuita para aprender japonés)
  • www.thejapanshop.com (aquí puedes comprar, además de sus libros en inglés, un montón de otros libros muy buenos, incluyendo el Genki y el Sou Matome que comenté anteriormente)

Por supuesto, si no te llevas muy bien con el inglés, pero hay alguno de sus libros en particular que te interese conseguir en español, puedes contactarte conmigo a [email protected] para que trabaje específicamente con esos que quieres, y te avisaré ni bien esté disponible.

Y tú, ¿qué aconsejas para estudiar japonés de forma autodidacta?

    • Para tener una certificación del idioma, te recomiendo rendir los exámenes internacionales JLPT, esta es la web oficial (está en inglés o japonés).
      Los puedes rendir en un montón de países, y los dan una o dos veces por año, dependiendo del lugar, siempre en julio y diciembre. Los exámenes no son muy costosos, pero debes prepararte bien. Si tienes dudas sobre eso, escríbeme nuevamente 🙂

    • ¡Eso está muy bien! Hablar y escribir (y ver y escuchar lo que escribimos y decimos) ayuda a interiorizar más el contenido, ya que usamos varios sentidos al hacerlo.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >